Seguro en motosharing

Motosharing seguro

Hoy queremos hablar de ir seguro en moto, pero no en el vehículo propio, sino en las motocicletas de alquiler por minutos que tanto están de moda en las grandes ciudades.

Uno de los elementos más importantes cuando circulamos sobre dos ruedas es el casco, nuestra única protección frente a un posible accidente. Por esto mismo, debe estar siempre bien colocado.

Si la moto es nuestra, el casco estará correctamente dispuesto para ejercer la mayor protección posible, pero en una moto de alquiler nos podemos encontrar que el usuario anterior haya configurado unos ajustes no acordes con nuestra cabeza.

Si no ajustamos el casco de motosharing, en caso de accidente en carretera podría golpearte, salir disparado o tú mismo caer sobre él y hacerte más daño del debido.

La manera más segura es cerciorándose que entre el cierre y tu mandíbula puedas pasar un dedo, pero que cueste. También debe dejarte hablar pero no abrir la boca para chillar. Es normal que en un principio te agobie, pero es por tu seguridad y debes acostumbrarte.

Para todos aquellos usuarios de motos que desconocen el funcionamiento del casco y cómo nos protege, les dejamos con un vídeo en inglés que nos abrirá los ojos y ayudará a la consciencia de la seguridad.

En cuestión de seguros, estas empresas que ofrecen el servicio de motosharing tienen seguros con coberturas por daños a Terceros para sus vehículos. Incluso algunas con franquicias que deben ser abonadas por el usuario si existe accidente. También es importante leerse las condiciones de los seguros de este tipo de motos para saber las exclusiones que puedan existir en caso de siniestro.

Estas exclusiones pueden venir por negligencia del conductor, daños ocasionados por otro conductor al contratante del servicio, perdida o daño de accesorios, robo o hurto de objetos personales, pinchazos o reventones, saltarse las normas de circulación, etc.

Hablamos todo el rato de seguro a terceros. Es decir, si el causante del accidente es el propio usuario de motosharing, el seguro no se haría cargo de los daños propios y sería él mismo quien debería cubrir los gastos de la moto y los causados en su persona o acompañante.