¿Qué cubre el seguro de contenido de tu vivienda?

Contenido seguro

Una manera gráfica para entender qué cubre el seguro de contenido en un hogar es imaginarse una vivienda al revés, todo lo que se caería es aquello que debemos asegurar: muebles, cuadros, electrodomésticos…

casa al reves

Si no quieres tener un disgusto en el momento que tengas un percance dentro de tu hogar, debes calcular correctamente el valor del conjunto de bienes y enseres situados dentro de él y que no pertenezcan al edificio (asegurado con la póliza de continente) que queremos asegurar. Recuerda que cualquier seguro solo cubre sobre el valor estipulado en la póliza firmada.

En ocasiones escatimamos o calculamos a la baja el importe de nuestros bienes, alguna veces por desconocimiento o, en algunas otras, para ahorrarnos dinero de la prima. No cubrir el importe correcto es un riesgo que podemos acabar pagando con creces en el futuro. En otras ocasiones, pecamos de exceso y podemos estar pagando para cubrir un valor que no tenemos realmente dentro de nuestra casa.

¿Te imaginas que una inundación o incendio deja todo el interior de tu casa inservible? Hacer una lista detallada de todos los objetos a reponer puede ayudar. El mejor procedimiento sería ir habitación por habitación para no olvidarnos nada:

  • Muebles, estanterías, camas, sillas…
  • Sofá
  • Televisión
  • Lámparas, cortinas, mamparas del baño,…
  • Electrodomésticos, televisores, ordenadores, cadenas de sonido…
  • Ropa y objetos de uso personal
  • Ajuar doméstico como sábanas, edredones…
  • Comestibles
  • Joyas
  • Cuadros
  • Etc.

Una vez tengas la lista, deberás adjudicarle un precio de reposición, es decir, marcar con el precio que costaría comprarlo actualmente en el mercado.

También, si existiera modificación alguna en el valor de los bienes actuales o tuviéramos alguno nuevo, es conveniente comunicarlo a tu corredor de seguros para que este cambio fuera actualizado y mantener la correcta cobertura.

Por último, recordar que tu comunidad de vecinos, el dueño de la vivienda donde estás viviendo de alquiler o tú mismo, si eres el propietario, puedes estar doblando coberturas entre el seguro de continente y contenido. Es muy recomendable echar un vistazo a las dos pólizas o confiar en expertos, como los que atenderán en Cosmobrok, para que te asesoren y evitar pagar más de la cuenta.